martes, 24 de julio de 2012

El "Cacha" lleva la bandera en la mitad de la cancha


El maestro pide control y buen trato de pelota. El profesor Herrera también lo reclama, ese parece ser el sello de esta selección olímpica que se apronta para su debut. Un debut que tendrá como uno de los puntos de referencia a Egidio Arévalo Ríos, el volante central que llegó ganándose su lugar en base a entrega, sacrificio y buen fútbol.
Egidio reconoce lo que se pide. "Sí, sin duda. Es muy importante que manejemos bien la pelota, hay que tratar de estar bien parados y no desordenarnos nunca, que es lo principal", admite en el mano a mano con Ovación.
Y sabe, además, que el orden del equipo en la cancha parte desde su voz de mando. "Sí, es cierto. Tengo que hablar en la mitad de la cancha, tratar de tenerlos cerca a los muchachos y que no se descontrolen y se vayan todos para arriba porque nos puede jugar una mala pasada", dice con su habitual serenidad.
Egidio sabe que este arranque de Uruguay en los Juegos les permitirá jugar y conocer muchos estadios de enorme significado. "Eso hay que valorarlo. Es algo importante seguir jugando en estadios que tienen su fama, que son míticos, aumenta el historial de cada uno y esperemos que, además de conocerlos, podamos disfrutarlos ganando".
El volante admite que esta selección olímpica ha ido de menos a más. Y espera llegar de la mejor manera al debut. "Se ha mejorado bastante. De los primeros partidos internacionales a este momento actual hay un cambio, hemos corregido y vamos por buen camino. Además, todos somos conscientes que acá el margen de error es muy chico, por lo que será clave la concentración", agrega.
Los medios internacional miran a Uruguay como favorito ya que tiene en su equipo a Luis Suárez y Edinson Cavani, goleadores en Europa. Egidio tiene otra visión, claro.
"No podemos echarles toda la responsabilidad arriba a ellos dos. Todos sabemos que si andan bien, de mitad de cancha hacia arriba, estamos bárbaro, pero por más que rindan a destaque si los de atrás la macaneamos ellos no podrán hacer el trabajo por nosotros. El equipo funciona en base al destaque de todos y hay que tratar de armar el juego y dársela bien, por ejemplo. Nosotros nunca nos sentimos favoritos, vamos siempre partido a partido", admite.
Y en ese sentido, no arriesga nada el volante celeste.
"No podemos adelantar nada, primero tenemos que asegurar el primer partido. Hay que ganar, pese a que el debut siempre es complicado, y después ver qué pasa".
Arévalo Ríos no tiene dudas respecto a la respuesta que habrá en el campo de juego. Y así lo dice: "¿El mensaje para la gente? Que este grupo va a jugar igual que el de la mayor. Va a dejar todo dentro de la cancha, se va a entregar por completo y vamos a hacer las cosas bien para dejar, como tiene que ser, al país bien en alto", asegura.
Ahí está. Como siempre, sumando, uniendo, apostando al grupo. Egidio Arévalo Ríos, el "Cacha", ese que juegue donde juegue deja la camiseta empapada.
Mensaje. "Este grupo va a jugar igual que el de la mayor".

Egidio ya firmó con el Palermo

Finalmente se dio lo que todos esperaban, que Egidio Arévalo Ríos sellara su incorporación con el Palermo de Italia.
Ayer, después del entrenamiento matutino que llevó a cabo el plantel olímpico, el volante de la selección firmó su contrato con el club italiano.
Pero no fue fácil, claro. La enorme rigurosidad en los controles que existe en el Worsely Park donde se hospeda la selección de Uruguay, Egidio tuvo que pedir autorización para que habilitaran el ingreso del directivo del Palermo.
Arévalo Ríos dialogó con el gerente deportivo de la AUF, Eduardo Belza, y junto a él, se dirigieron a hablar con los encargados de la seguridad para que permitiesen el ingreso del emisario italiano que había llegado a Manchester en su coche particular.
Después de las gestiones del caso, Egidio finalmente pudo mantener contacto con el directivo del club y así estampar su firma en el contrato que lo unirá por tres temporadas con el equipo donde también militan Abel Hernández y el "Vasquito" Matías Aguirregaray.
Ovación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada