lunes, 11 de junio de 2012

El "Cacha" Arévalo Ríos es pura sangre

Práctica a puertas cerradas. Fútbol ante la Mutual y ante Bella Vista. Lluvia persistente, por momentos torrencial. Sábado 29 de mayo de 2010. Cancha 4 del Complejo Celeste. "Con línea de tres y una sorpresa", tituló al otro día Ovación. Y la sorpresa era la inclusión, por primera vez en el camino rumbo a Sudáfrica, de Arévalo Ríos como titular.
El "Cacha" se había ganado la citación a la selección con una notable campaña en Peñarol. Y de ahí a ser titular en el Mundial, el camino fue bastante más corto de lo esperado. Arévalo Ríos fue titular en los siete partidos de Sudáfrica 2010, el Mundial que cambió la historia del ciclo Tabárez. Y ya nadie lo podrá sacar; se ganó el mote de indiscutible e intocable en el mediocampo de la selección.
Además, cuida esa condición en cada partido. La agranda quite tras quite. Lo demostró ante Perú. No hace goles -de hecho es el único de los titulares, junto a Muslera, claro, que no ha convertido en la era Tabárez-, pero su producción ha sido determinante para que hoy la selección uruguaya sea lo que es.
No tiene tanto cartel, como el resto. No juega en un grande de Europa; ni siquiera lo ha hecho en ese continente a lo largo de su carrera. Pero está ahí, en la mitad de la cancha del campeón de América, por mérito propio.
Esta vez, hizo ocho quites, siendo el mejor de la selección en ese rubro. Y, además, manejó correctamente la pelota, con 22 pases correctos y sólo dos que no llegaron a los pies de algún compañero. Descomprimió el juego varias veces con cambios de frentes precisos y a la hora de defender cubrió un amplio sector de la cancha, con relevos adecuados cuando los Pereira, carrileros, surcaban las bandas.
En determinado momento, recibió un golpe y quedó tendido en el piso, con sangre hasta en la camiseta. Se levantó, se cambió y volvió a entrar, rápidamente para cortar un ataque peruano ante la explosión del Centenario.
Arévalo Ríos no ha podido dar el salto que merece su carrera. Fue figura de Uruguay en el Mundial y sonó para infinidad de equipos en Europa; pero siguió seis meses más en Peñarol. Fue figura en la Copa América y dijeron que estaba vendido al Palermo de Italia; pero siguió en Tijuana.
Difícilmente el "Cacha" juegue para un 9 o un 10 de los diarios. Pero generalmente tampoco lo hace para menos de 6. Con la Celeste en el pecho, ha sido uno de los jugadores más regulares desde aquella tarde del 29 de mayo de 2010, cuando el "Maestro" Tabárez lo puso de titular ante la Mutual, a puertas cerradas y bajo la lluvia, preparándose para el Mundial que cambió a la selección uruguaya.

LAS CIFRAS

8

QUITES de pelota hizo el "Cacha" en el partido, el mejor en ese rubro.

22

PASES correctos hizo el volante de los Xolos de Tijuana. Solo falló en dos pases.

0

GOL ha convertido con la selección uruguaya, pero tiene varias asistencias.

SU CARRERA ESTÁ PARA EL SALTO DE CALIDAD

De entrecasa

Arévalo Ríos nació el 1° de enero de 1982 en Paysandú. Debutó a nivel profesional en 1999, con el Paysandú Bella Vista. Luego de dos temporadas, pasó a Bella Vista y de allí a Peñarol, en 2006.

A México

Tras una temporada con los aurinegros, tuvo su primer pase al exterior, siendo transferido al fútbol de México, a Monterrey.

Idas y vueltas

En 2008 Danubio le dio los minutos que necesitaba. Luego regresó a México, a San Luis, y en 2010 volvió a Peñarol, a préstamo. Luego pasó por Botafogo de Brasil y hace un año está en Tijuana.
Ovación

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada