martes, 25 de enero de 2011

El Picaflor


Picaflor, ¿qué novedades tiene para hoy?
- Novedades muchas, pero El Picaflor está dispuesto a compartirlas siempre y cuando usted no lo quiera censurar...Este es el compromiso. ¿Lo acepta?
Vaya al grano que estoy sediento de información.
- El colega carioca, Gustavo Rotstein le hizo una entrevista al Cacha Arévalo Ríos, en Río de Janeiro que no tiene desperdicios. En honor a la verdad, la nota llegó a manos del plumífero por intermedio del colega Paco Fernández (CX 18) que siempre está navegando por Internet en busca de información jugosa. En la citada entrevista, el ex volante de Peñarol y de la selección nacional cortó grueso contra su ex representante deportivo y lo acusó de haberle estafado nada más y nada menos que medio millón de dólares.
¡Cómo dijo!
- Como acaba de escucharlo. Arévalo le confesó a Rotstein que cuando llegó a Montevideo después de fichar por el Monterrey, decidió mover la cuenta (bancaria) en la cual depositaba la mayor parte de sus ganancias de México. El saldo era próximo a cero. Acusó a su ex empresario Eduardo Rodríguez, que usa su dinero para despensas personales. "Me asusté cuando vi que había muchas retiradas y que él había comprado una casa con mi dinero. Fueron cerca de medio millón de dólares de ahora. Quería olvidar todo, porque mi sueño era disputar la Copa del Mundo del 2010. Pero me era muy difícil entrar al campo de juego sin pensar lo que me había acontecido", narró el volante compatriota al periodista carioca.
Si me hubieran afanado medio millón de dólares, no sé lo que hubiera hecho, Troquílido.
- Es mucha guita. Arévalo Ríos estaba tranquilo porque pensaba que tenía todos sus ahorros en la cuenta bancaria y su ex empresario lo había pasado para la cueva...Recuerde usted aquel incidente donde le habían cerrado las fronteras por incumplimiento del pago de una pensión alimenticia que él creía que Eduardo Rodríguez había pagado mensualmente, y cuando quiso salir del país con la selección, debieron prestarle el dinero para pagar la fianza que había establecido la justicia de familia. Ahora, se encuentra en Río de Janeiro, es compañero de equipo del Loco Abreu y parece que pisó con el pie izquierdo porque tanto la "torcida" del Botafogo como la prensa deportiva, elogia sus actuaciones. Las mayores dificultades que ha encontrado en Río de Janeiro, son el idioma y los extenuantes entrenamientos físicos.
Para traductor tiene al Loco Abreu que es un experto ya en el portugués, ¿no?
- El Cacha le reconoció al periodista brasileño que para las charlas técnicas del entrenador Joel Santana, se ubica cerca del Loco Abreu en las prácticas como en el vestuario para que este le explique alguna duda que se le pueda presentar con el idioma...Por las dudas, ya se alquiló un departamento en la Barra da Tixuca, frente al mar, a tan sólo tres cuadras de donde reside el Loco Abreu, para facilitar su adaptación a la vida tan ajetreada de Río de Janeiro. En cuanto a las exigencias físicas, el ex volante aurinegro dijo que son más intensas que en nuestro país, pero en cambio, a la hora de jugar, dispone de más espacios en la mitad de la cancha, que las que tenía cuando defendía a Peñarol. Como verá, Arévalo Ríos está muy contento en Río, pero no se olvida del medio millón de dólares que le birló su ex representante Eduardo Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada